Del nado

Tuesday, 10 March 2009, 20:56 | Category : Las octavas
Tags : , ,

Alberca con plataformaUno, dos, tres al agua. Fría o caliente. Dulce o salada. El agua es agua y me ha acompañado desde siempre, y ahora de nuevo me acompaña pues como saben, volví a la nadada. Les dejo las octavas de este deporte tan relajante y mojado, todo dentro de: alberca, océano, lago, laguna, chapoteadero, alberquita “Acapulco en la azotea”, aljibe o tinaco.

  1. El clavado: el clavado es algo natural. De panzaso o fino, finito con el que el impulso te sacará algo de ventaja en tu nado. O simplemente el clavado en la fosa de 5 metros de profundidad. También hay otro tipo de clavados, con vuelta, de bala, de bolita, de cabeza, de soldadito y tantas otras variantes que ven la luz durante nuestra infancia y que son los clavados más chidos del mundo. Pero un clavado mal dado, duele hasta del otro lado.
  2. Todos flotan: así decía el payaso Pennywise o Eso. Y qué razón tenía. Todos flotan o lo haremos tarde o temprano. Por ejemplo si sabemos nadar, hacemos la bicicleta y ya está, flotando estamos. Si no sabemos nadar, flotaremos, tarde o temprano.
    Como dato curioso a mi me gusta nadar en el mar, pero me alejo lo más posible para estar fuera de la basura clásica del mar, esa que se siente muy feo en los pies. Pero también me gusta que me revuelquen las olas, que contradicción.
  3. Brazadas y patadas: de diferentes formas. Las más elegantes, a mi parecer, son las de la mariposa, pecho abierto y luego se hace un miniclavado, mientras con las piernas se hace un movimiento como de delfín (también se puede hacer como patada de rana). El crawl, el más conocido y nadado por todos es dar un impulso con piernas y brazos, simplemente genial. También está el pecho y el dorso, el pecho es como rana y el dorso es de espaldas. Está el nado del perrito, de flecha, de “qué estás haciendo, nadando?”, el desesperado, etc. Nadados hay, sólo que no están aprobados.
  4. Y sí me calientan más el agüita? en más de una ocasión, más tardamos en dar la zambullida cuando ya estamos saliendo del otro lado (hasta con el mismo impulso) por el agua que cala. Pero eso no es tan malo, sólo hay que seguir echando patadas acuáticas y uno entra en calor. El problema es la salida, hagan memoria, cuántas veces no se quedaron con el agua lo más cercano a las fosas nasales, porqué afuera estaba haciendo frío o aire?
  5. Corrientes acuáticas: el salmón, ese pez de las zonas frías, que es todo músculo nada a contra corriente. Da saltos gigantes. Nosotros nadamos contra corriente también, mientras en un carril va uno el otro viene y se crea un pequeño remolino, resultado del choque de agua. En el mar nadamos entre muchas corrientes acuáticas, basta quedarse unos momentos quietos y un esalofrío nos recorrerá la piel, una corriente de agua fría acaba de pasar justo por el costado y AH! QUE PINCHE FRÍO da eso. En un chapoteadero, no siempre, pero hay muchas corrientes “cálidas”. Y en una alberca en viernes santo…hay todo tipo de corrientes.
  6. Respiración, concentración, pensamiento: mientras uno nada (al menos yo) se tienen pocos pensamientos o los que se tienen están flotando. Se piensa y se recapacita de lo sucedido. Uno sigue concentrado en esos metros que nos separan de la otra orilla. En otro momento ya uno está pensando: “carajo, ya se me metió el agua al google”. Después uno retorna a algún otro pensamiento, alguna otra divagación, algún otro pensamiento. Los pensamientos van y vienen como el agua que desplazas. Sólo hay un pequeño detalle, no hay que quedarnos pensando mucho debajo del agua, si no pasa la octava 2. El agua me da una cierta tranquilidad y su movimiento hace pensar. Y cuando se hace Acapulco en la azotea, uno se concentra en que la paloma no haga de las suyas.
  7. Guardia costera: estos nos ayudan para nadar. Están las tablitas plásticas con las que le das con todo al pataleo. También hay unos colchones para entrepierna, te los pones y sólo usas los brazos. Hay unos popotes como de metro y medio, los cuales los haces a tu antojo y hasta montarlos puedes. Pero también hay otros flotadores, como el que practica la natación, que hace todo lo posible por recorrer y tocar pared. En algunos lugares hay un fulano/fulana que tienen la capacidad de rescatarte en un momento de falta de aire. Se han dado cuenta que los guardianes de la bahía o eran muy tarados o tenían muy mala suerte? cómo es posible que día tras día se les hunda un cristiano!!! Porqué no ponían letreritos de “Si no sabes nadar, ni lo intentes”.
  8. Calambres: alguien me podría explicar qué es un calambre??? Nunca he sufrido uno por más fría que esté el agua, por poco potasio que coma, por más comida que coma (valga la redundancia) y me meta a nadar (ese mito de que te tuerces dentro del agua, sin remedio, si te metes a nadar y no reposas la comida por 1 hora mínimo), no más no.

Espero sus comentarios. Vamos bien con el blog, pero nos ha derrotado el spam, por ahora. Lleva 76 mensajes (que obviamente no los autorizo) y 63 de nuestra parte.

6 Comments for “Del nado”

  1. 1Godzy

    No se si a todo el mundo le pasa, pero cuando salgo de nadar me siento pesado (más de lo habitual jejej =P) como si me pusieran un balde lleno de agua en la espalda, además de la sensación de estar arrugado cuando pasas mucho tiempo en el agua (alberca, no estamos hablando de alcohol ehh!!) también está curada jaja.

    Saludotes!

  2. 2chicokc

    Bueno, como veo que nadie mas contesta para que se cree discusión (en eso estoy trabajando también), contesto. Pues si tiene sentido porque en el agua “pesamos menos” o mejor dicho no tenemos que soportar nuestro cuerpo con todos nuestros músculos.
    Esa sensación es tan chistosa y en ocasiones desagradable.

    Saludos!!!

  3. 3SergioEduaro

    Octava #8: No es mito yo he estado ahi!!! D: Una vez me dió a media alberca. Sientes qe el músculo se tensa involuntariamente (en mi caso la pantorrilla) y al intentar moverlo causa algo de dolor. Con un poco de calentamiento adecuado, platano y/o jitomate a la mano y no sobreejercitarte bastará para evitarlos. Saludos desde el sauna del tercer piso!!

  4. 4chicokc

    Jajaja, orale, que rara sensación. Espero seguir como he estado desde que existo, sin calambres.
    Saludos hasta el sauna (con o sin ventilador?) del tercer piso!!!

  5. 5Carlos

    Kionda, bueno yo cuando nado casi siempre nadamas estoy pensando en “ya quiero llegar al otro lado” y me empiezo a desesperar y eso me causa problemas porque mi respiracion cambia y es mas rapida y me canso mas rapido, como ay que se podria hacer chicokc?? dame un consejo.=)

  6. 6chicokc

    Qué onda Carlos, pues que te podría decir, más que simplemente no tengas de meta llegar al otro lado, si no contar las vueltas que das. Y si persiste, respira cada 6 brazadas, concéntrate en otras cosas y no en querer llegar al otro lado. Espero te sirva el consejo.

Leave a comment