De Tata

Thursday, 3 November 2011, 20:08 | Category : Las octavas
Tags : , , , , , , ,

Hola, mucho tiempo sin leernos, cierto? Bueno pues si, tenía un poco olvidado mi blog; eso si, ponía actualizaciones de lo que leía, pero quizá a algunos de ustedes no les interesaba mucho. Pues eso cambiará a partir de hoy.

Creo que se irán imaginando las causas, la foto les da una idea? Bueno, pues los que no sabían (creo que mucho sí saben) me cambié de trabajo, dejé Tata y me integré a las filas de IBM. Después de 3 años y 4 meses de estar por esos lares, llegó una oportunidad y la tomé.

En esta entrada que marcará mi reinicio a la sociedad bloguera, quiero hacer una retrospectiva de lo que viví, una cosa objetiva y darle la bienvenida al nuevo ciclo. Este post se retrasó un poco, pues pensaba publicarlo mucho antes, pero ahora que ya tengo mas de un mes en ibm y puedo ver las cosas más claramente pongo mis opiniones y no con presteza. Ahora sí, entremos en materia con las acostumbradas octavas:

  1. Estacionamiento, el mundo: existía desde el inicio un pequeño problema, el lugar de estacionamiento. Siendo una fuerza laboral, cuando entré, de 300 personas, era poco probable que hubiera lugar de estacionamiento para todos, pero uno suponía que habría un tipo de convenio con plaza del sol, para una renta mensual. Eso sería un gana-gana, empleados felices con su carro en un estacionamiento cercano, plaza del sol con mas clientes potenciales. Nunca pasó y los cristalazos, robo de autopartes o desapariciones llegaron a la vida de los tatistas. Súplicas, propuestas y otras soluciones llegaron, pero nunca se contó con un espacio mas grande de estacionamiento “oficial”. A lo que yo aspiraba era estacionarme cerca, caminar a la oficina y a eso de las 4 salir por mi carro para meterlo en los lugares de estacionamiento. Al fin y al cabo, nos acostumbramos.
  2. Yo soy mi horario y mis circunstancias: ahí me tocó algo que muchos me han comentado que estaba horrible. Y a veces sí lo estaba y sobre todo cuando resulta que había una reunión familiar/fiesta/comida/reunión/graduación/boda/concierto/etc., trabajar los fines de semana. Al inicio cada dos meses me tocaba iniciar mi semana en sábado y la terminaba el miércoles. No era tan malo, porque tu fin de semana en teoría duraba 4 días, pero no podías hacer nada ni el sábado ni el domingo por la tarde, porque había que chambearle. Mis días libres fueron Jueves y Viernes y ahí podía hacer algo del papeleo que muchas veces se tiene que hacer.
    En varias reuniones sólo llegué a comer y me fui o llegaba mucho después. Ni modo, eso le pasa a uno cuando está en soporte L2.
  3. Ajo, cebolla, mmm: cada cultura tiene su olor. Los franceses huelen a sudor y queso (al menos eso dicen, porque no me ha tocado); los italianos huelen a pasta; los chinos huelen a chino; los mexicanos a sudor y frijoles; los gringos huelen a pizza, pies y aire acondicionado; pero los indios huelen a ajo, cebolla, pies, curry, sudor. Existía un personaje que se le nombraba como Mr. Aura que la verdad, su olor hacía que tu nariz se bloqueara, se te salieran las lágrimas y mantuvieras la respiración. Hay un error o un malentendido, los indios huelen y mucho.
  4. Bollywood, la meca del cine: hay muchas películas en el mundo. Películas que en la vida veremos por varias razones: no están en nuestro lenguaje, no fueron comerciales en nuestro territorio, no están disponibles, no hay copias, no nos interesan o están horribles. Bollywood tiene parte de ese acervo de películas. Los cines en ese lejano país, son como los antros en éste. Explico. Los cines son lugares de entretenimiento dónde las personas van, comen, platican y sobre todo, bailan, es por eso que el cine de Bollywood tiene tanta música y baile…pero alguien me puede explicar qué carajos con las peleas eternas y sin sentido??? O por qué diantres la gente no frena sus carros y en lugar de eso sale volando???
  5. Un millón de amigos: “yo quiero tener un millón de amigos y así mas fuerte poder cantar” dice Roberto Carlos. Pues en India podría cantar con muchos millones: 1,241 millones de habitantes. Y aquí vivieron bastantes, muchos de los cuales puedo decir que se convirtieron en mis amigos o mentores. Sí, los hay. Son buenas personas, son amigables, pero eso sí, son un chingo.
  6. Workaholics: esto lo veo como un defecto. Muchos personajes trabajaban hasta muy tarde y llegaban desde muy temprano. Tienen una cultura de trabajar lo más posible. Y aquí no tenían nada que los impidiera, viviendo en un país dónde no muchas personas hablan inglés. Así que se limitaban a ir a la oficina, salir a comer, volver a la oficina, salir del trabajo, ir a soriana, dormir. Dentro de lo social, muchas veces se hacían antisociales. Claro que eso cambiaba con el tiempo y con el tequila y las cervezas. Después los tacos del Gilli, los tacos de barbacoa y Karne Garibaldi se convertía en su fascinación. Pero el trabajo seguía siendo el número uno.
  7. Ticket to ride: “llegó un ticket” era algo que se escuchaba bastante en nuestro mundo. De severidad baja a crítica, con tiempos de espera de máximo 15 minutos en los críticos. Contactar a personas y pasarse la bolita. Eso era cosa de todos los días, y así fue durante los 1216 días que duré ahí y eso fue con muchos de los 1310 tickets que tomé. Si tienen curiosidad de ver cuántos tickets tomé por mes y año, denle aquí.
  8. Agradecimientos y reconocimientos: sin lugar a dudas ni temor a equivocarme Tata me dio ofreció mucho aprendizaje, me dio grandes compañeros y amigos, me hizo conocer a muchas personas de todas partes del país y del mundo. Me hizo más crítico, me enseñó que hay cosas que uno supone que no se usan nunca mas dentro del mundo de la computación y sin embargo son las cosas con las que se mueve el mundo.
    Me enseñó a valorar la libertad. Me enseñó a ser más responsable con mis horarios. Me enseñó a negociar. Me enseñó a ver como a algunos les llegaba una oportunidad, y si les gustaba, la tomaban. Me enseñó un mundo que pensaba extinto. Me enseñó otras culturas y formas de pensar. Me enseñó un acento mas, nada fácil de comprender en ocasiones.

1216 días y 1310 tickets después. Gracias por la oportunidad y salud y éxito a los que tomaron una oportunidad antes y los que puedan tomarla después.

Gracias…..totales!

8 Comments for “De Tata”

  1. 1Roman

    Hablando de workaholics… el último indio que llego trabaja como 12hrs diarias todos los días de la semana y eso que dice que en la India trabajaba mas +_+ . Y para acabarla el pobre es cruza… sus padres son de castas diferentes y no tiene derecho a nada…

  2. 2chicokc

    MADRES!!! Ese bato sí está bastante fregado por lo que me cuentas :S, changos, que mal plan. Suerte a él, la verdad.

  3. 3Ignacio Zamora

    Me has inspirado bastante. Me llenas de energía con estas entradas. De verdad relatas todo casi increíble. Te mando un abrazo y de nuevo una felicitación, no por cambiarte, si no porque la mejor decisión de todas es la que uno toma.

  4. 4chicokc

    Muchas gracias Nacho, cada comentario es un incentivo para seguir escribiendo y haciendo cosas.

  5. 5toxickore

    Medidas extremas para situaciones extremas. Lo del estacionamiento, ahhhh como disfrutaba llegar y siempre tener un lugar reservado fuera la hora que fuera. Creo que sabes a lo que me refiero 😉

  6. 6chicokc

    Jajaja ahhh si, tu sí tenías buen lugar e incluso dentro de las instalaciones, jaja. La portabilidad que es como le llamo.

  7. 7Daniel

    Que pasa Chico,
    Como ya es costumbre muy buena tu publicación, la verdad si se aprenden muchas cosas ahí, la más importante es a valorarte!

  8. 8chicokc

    Que pues Daniel,

    muchas gracias por el comentario y sí, lo mas importante es saber cuánto vales. Saludos!

Leave a comment