Opinión de En busca del tiempo perdido. 6. La fugitiva

Monday, 23 July 2012, 0:01 | Category : Léeme
Tags : , , , , , , , , ,

Después de 6 meses de no leer a Proust, lo retomo (el libro está muy muy pesado, tanto personaje y la ideología francesa de principios del siglo XX no es la mas amigable y comprensible del mundo) y vaya sorpresas que me dio.

La continuación de la historia del personaje del libro se va tornando un poco más trágica sí se le puede llamar así.
Después de tener a Albertina encerrada a cal y canto, ella misma decide tomar sus pertenencias e irse, lejos de la casa que la mantuvo presa. Y hay novedades…

***SPOILER***

Albertina, harta del secuestro con consentimiento por el que está pasando, decide tomar sus cosas, escribir una amorosa carta y retirarse, tan rápido, tan lejos y tan discretamente posible. Su intención, al parecer es no regresar.

Poco a poco, el lector (junto con el personaje principal) nos vamos dando cuenta que realmente Albertina quería regresar, pero su orgullo, la falta de decisión de su captor y los celos, la mantuvieron alejada.
El personaje principal entre sus cavilaciones argumenta que escribiéndole una carta, en la cual dijera que ya no la extrañaba, que realmente nunca la extrañó y que no sabía como había podido soportar tenerla tanto tiempo bajo su techo, diría exactamente lo contrario.

Evidentemente Albertina recibe la carta y dice que era una pena, pues ella quería regresar con él y casarse (el personaje principal se da de topes pues “Albertina no entendió el sentido secreto de la carta”). Pero como su falta de indecisión y darle largas, y señales falsas de “amistad”, decide también alejarse. A su vez, él, decide olvidarla tal y como hizo con Gilberta Swann.
Dentro de todos estos diálogos internos de los personajes, se van suscitando la verdadera historia de Albertina, una muchacha que era asidua a las mujeres, y sus, alguna vez parejas/consortes van soltando la sopa.

En cierto momento, él manda una emotiva carta a Albertina, pidiéndole regresar pero a su vez, le manda otra carta a su amiga de Bálbec, Andrea. Como respuesta recibe una carta de un pariente de Albertina. Albertina no podrá reunirse mas con él…Albertina murió en un accidente en su caballo.

Tristeza, llanto, lamento, reinaron de momento en su corazón, pero se fue calmando y consiguiendo nuevos consortes. Además, iba construyendo la historia de Albertina, esa verdadera historia. La historia de su lesbianismo ninfómano.

Cuando todo ha pasado, recibe una nueva carta, dónde le informan que Gilberta se va a casar, se casará con un viejo amigo. Así que comienza de nuevo su vida de fiesta en fiesta y sin esos celos penetrantes por Albertina.

***

Pesado, demasiado pesado. Hay tantos personajes y de nombres distintos que uno se va confundiendo bastante, pero finalmente vale la pena. Ya sólo queda un libro de la serie de 7. Ya viene el gran final…pasarán de nuevo 6 meses para tomar a Proust?

Leave a comment