Opinión de El club de la pelea

Sunday, 2 March 2014, 11:07 | Category : Léeme
Tags : , , , , , , , ,

el club de la pelea“La primera regla del club de la pelea es no hablar del club de la pelea. La segunda regla del club de la pelea es no hablar del club de la pelea.” Y así sucesivamente describían los encargados de los clubes de la pelea. “Un combate a la vez.” Continuaban. “El combate durará lo que tenga que durar.”
Esos clubes de la pelea creados por Tyler Durden, dieron de qué hablar, y mandaban a los trabajos a personas desfiguradas, golpeadas, ensangrentadas, pero felices.

El club de la pelea es ese libro que se hizo famoso (mas) después de la película. Y los dos son muy buenos. El libro trata sobre un oficinista, que tiene que dar visto bueno de si, tiene que levantar los carros por ese defecto o a la compañía le sale mas barato pagar las indemnizaciones ocasionadas por el accidente con ese carro. Él, tiene que lidiar con eso y con su insomnio. Se duerme en un aeropuerto, se levanta en otro. Y cada vez que aterriza espera ver su avión en llamas para así, por fin descansar.
Los días pasan uno al otro, hasta que conoce a Tyler Durden, quién, con ideas muy locas, le propone (después de una pelea) crear el club de la pelea, con sus conocidas reglas.

Un club de destrucción y autodestrucción. Seguido por un séquito de personas fanáticas. Que harán lo que tengan que hacer, con tal de satisfacer a Tyler.

***SPOILER***

La única forma en que este oficinista puede descansar es yendo a los grupos de ayuda. Esos grupos en los que las personas están enfermas, desahuciadas, etc. Ahí el puede llorar y finalmente, descansar. Eso le cura el insomnio. Hasta el día en que Marla se aparece por ahí. Su descanso ha terminado y tiene que encontrar nuevos grupos para descansar, pero no, Marla sigue por ahí. Sabe que es una farsante, como él, pero no lo puede tolerar.

Un buen día, en la playa ve a Tyler Durden, salen a un bar y al cabo de un rato, él le propone que le pegue lo mas fuerte que pueda. Se pelean. Casi se matan. Pero una vez mas, él puede descansar.
Así empieza el club de la pelea, que va juntando a mas y mas miembros. Todos son personas normales en el día, pero en la noche se transforman en sujetos sedientos de sangre, sudor y peleas. Los clubes se van expandiendo mas y mas. Se van haciendo subgrupos. Todos adoran a Tyler.

Tyler es un extremista y quiere que el mundo arda. Forma otros grupos de respuesta, mucho mas extremos. En ellos queman edificios, explotan oficinas, roban automoviles, matan gente. Todo sea por un bien mayor, la liberación de los humanos en este mundo capitalista en el que nos hacen creer que necesitamos cosas que no queremos. Tyler quiere, al final de su hazaña, poder cazar un venado al lado de Rockefeller Center, esto quiere decir, una dependencia mínima en el dinero.

Cuando el grupo, poco a poco se hace mas grande y sin control, el oficinista quiere encontrar a Tyler. Lo busca por todas partes y solo lo dirigen a otras partes. No se puede encontrar. Hasta que en un lugar él llega y pregunta por Tyler. El camarero le contesta: “pero señor, usted es Tyler Durden. Su nombre es Tyler Durden.”
En sus períodos de insomnio, Tyler despertaba. Cuando por fin “despertaba”, le oficinista despertaba. Dualidad y doble personalidad. Es por eso que estaba tan exhausto.

Debe de tener un plan para acabar con Tyler. Y ese debe ser, ejecutando su obra maestra. La obra en la que volará edificios de todas partes. Ahí, acabará con Tyler.

***

Un agradable libro. Rápido, fácil. Poco a poco se notan los diálogos internos mucho mas complejos, mas perdidos, mas sin sentido, pero a la vez claros. Se nota una lucha interna, pero la confusión también está en el lector. Eso si, creo que hubiera sido mejor haber leído primero el libro, y luego visto la película, pero aún así, vale.
Muy recomendable y gracioso, aparte.

Leave a comment