Opinión de La invención de Morel de Adolfo Bioy Casares

La invención de Morel

He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releido; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta.

Jorge Luis Borges

Y también le doy la razón. Es un libro corto, profundo, místico, triste y a su vez alegre. Da cierta esperanza y goce el saber qué pasa con el protagonista. Ésta es la segunda vez que leo este gran libro y no lo digo a la ligera, es un maravilloso libro que se brinca a varios favoritos. Te provoca muchas emociones, desde la alegría por el personaje hasta el terror y el abandono. Simplemente es un libro completo, entero y épico.
Su premisa está basada en la fantasía, pero de ocurrir, no es descabellado que eso pueda llegar a suceder.

Bioy Casares hizo un extraordinario trabajo. Si pueden, cacen este libro, yo lo estuve buscando fácil 8 años. Finalmente Lizane me lo regaló para navidad 2014, y ya, una vez mas, lo he leído. Y sigo diciendo…es un gran libro.

***SPOILER***

El protagonista, prófugo de la justicia, se entera de un lugar mágico y peligroso donde nadie se anima a ir. Es una isla que tiene engendros en su costa, despojos de hombres pútridos, víctimas de una enfermedad mortal que habita en la isla. El lugar, en teoría, es ideal para un prófugo de la justicia, sentenciado a cadena perpetua, es decir, en ese lugar es probable que pueda subsistir, si no se enferma y puede vivir en una isla, alejado y sin preocuparse por ser capturado.

Al inicio, nuestro protagonista habita la isla con precaución y evita ser arrastrado por la corriente cuando la marea sube. Todo esto lo va documentando y diseñando calendarios para no morir en el intento. Hay ciertos árboles que están podridos, al momento de tocarlos se destrozan, pero hay otros tantos que están sanos, lozanos, que no tienen seña de estar moribundos o muertos. Esto causa cierta confusión en él.

Los días pasan y él, comienza a aventurarse mas adentro de la isla. Encuentra una pileta, una capilla y una mansión. En ellos, hay gente que está conviviendo tranquilamente y feliz. La isla no está enteramente sola. Poco a poco, el protagonista se mezcla y esconde entre los habitantes de la isla, pero se encuentra perfectamente ignorado, sobre todo, por una mujer de la cual se enamoró perdidamente, Faustine. Ella, es la mayor ignoradora de todos o quizá, solo está ocultando al prófugo de la justicia. Los días pasan, la marea va y viene y los habitantes continúan en su vaivén.

Pero los días se repiten para los habitantes de la isla. Para todos menos para nuestro amigo prófugo. Está viviendo con personas que hacen lo mismo todos los días.
Las sospechas se hacen mas grande, ya nuestro prófugo no cree que lo estén engañando. Hay algo mas en esta isla que lo está volviendo loco y que está seguro que descubrirá. O morirá en el intento.

***

Bioy escribió lo que se podría describir como esperanza y desolación en este libro. Simplemente genial. Muy recomendado.

Leave a comment