Opinión de El laberinto de la Soledad de Octavio Paz

Thursday, 26 February 2015, 12:15 | Category : Léeme
Tags : , , , , , , ,

Laberinto de la soledadEn vista de que mi otro proyecto no está dando frutos, continuo poniendo la opinión del libro que estoy leyendo. Primeramente, creo que mi proyecto de escribir sobre los libros que veo que está leyendo la gente no dará de qué hablar tan pronto como yo creía ya que:

1.- Ya no uso tanto el transporte público, que es donde veía que mas gente leía.
2.- Ya pasó la FIL.
3.- La gente está leyendo en su Kindle, así que me complican mi empresa.
4.- En sí, la gente no lee.

Seguiré en mi búsqueda y espero tener mi primer libro con su reseña ficticia.

En tema aparte, acabo de terminar El laberinto de la soledad. Un libro de ensayos sobre la mexicanidad. A partir de este ensayo muchos pudieran entender un poco mas de México. Siento que debería de ser un libro que todos los mexicanos deberíamos de leer. Y también todos los ciudadanos del mundo. ¿Por qué? Bueno, explica y da a conocer su punto de vista respecto a aspectos de la vida de uno. El porqué somos tan fiesteros, de todo queremos hacer festividad. A todo queremos sacarle jugo para el pachangón. Octavio Paz dice verdades y esas en ocasiones, ofenden. Pero nos ayudaría a vencer a nuestros miedos.

***SPOILER***

Octavio Paz habla de un PRI enmohecido, maltrecho, corrupto, viejo, ambicioso…y es un libro escrito en 1950. Posteriormente le hizo unos arreglos y unos añadidos en 1969 (después de Tlatelolco). Lo sorprendente es que pareciera que nos está describiendo el PRI de ahora. Nada ha cambiado. Seguimos siendo unos imbéciles. Seguimos cayendo en las chapuzas de este partiducho de cuarta, heredero de los tlatoanis.

Nos dice embusteros, pues escondemos nuestra verdadera cara detrás de máscaras. Somos abiertos cuando nos conviene y no expresamos lo que sentimos. Todos somos hijos de la chingada y caemos en la misma traición hecha hace ya casi 500 años. Los paisanos no se identifican con uno u otro pueblo, es por lo que se creó una subcultura. Y se seguirán creando. Tenemos que hacernos un hueco en el mundo que nos tocó. Ser identificables. Pero de la buena manera, no como holgazanes, debajo de un cactus, bebedores incansables de un líquido embotellado en un frasco con etiqueta de tres equis.

Somos personajes que adoran a los héroes. Y mas que a los héroes, amamos a los caudillos. Son personajes que fungen como héroes, pero fueron matones, fuera de la ley, que vienen a salvarnos de una opresión de dictadores. Esos caudillos, a su vez se convirtieron o pudieron haber convertido en dictadores, pues no hubo una Revolución ideológica. Simplemente se juntaron unos grupos y pelearon por alguien mas. Pero el cambio de fondo, de pensamiento nunca llegó o mejor dicho, llegó muy tarde. Octavio Paz asegura que la Revolución terminó por ahí de Lázaro Cárdenas.

Se hace hincapié en que esa revolución ideológica nunca llegó, porque España no la tuvo, por ende, los países conquistados por ese país no lo tuvieron. España ni México tuvieron un Rousseau, Diderot. No hubo siglo de las luces en nuestro territorio, pues cuando México nació, ya la sociedad estaba sumamente podrida y mancillada por 3 siglos de colonia.
Todo el libro es un pensar y una opinión, una charla de opiniones de México. Medita y ofrece su pensar. Y es maravilloso.

Un libro que de verdad recomiendo que lean. Un libro de nuestro Nobel mexicano, por el que mas de uno, se quitó el sombrero.

***

No es un libro largo. Su edición está muy digerible. Las notas son adecuadas. Es un libro redondo y que nos aporta demasiado. Ojalá que todos lo leyéramos y pudiéramos ir cambiando este país, que cada vez se suma mas en la mierda.

Leave a comment