Opinión de Matadero Cinco

Thursday, 12 May 2016, 9:05 | Category : Léeme
Tags : , , , , , , , , ,

PlantGUÍA.qxdKurt Vonnegut, en esta obra nos muestra su vivencia en el bombardeo de Dresden. Él, quiso guardar un pedacito de lo ocurrido en ese lugar y lo mostró en el libro, junto con un puñado de ficción. Así es como nació este clásico contemporáneo, que en lo personal, no me gustó y me terminó perdiendo entre tanta confusión.

***SPOILER***

Un tal Billy Pilgrim es un veterano de la Segunda Guerra mundial, pasada la guerra se hizo de un negocio de lentes y es feliz. Pero Billy tiene un secreto, puede viajar en el tiempo gracias a unos extraterrestres que lo abdujeron, los tralfalmadorianos. Ellos le enseñan como hacerlo y hacia qué épocas podría viajar, pero no sólo eso, Billy y Montana Wildhack, una modelo terrestre, son presos en un zoológico de Tralfamador. Son expuestos para ver cómo se comportan y ser una atracción en el zoológico.

A lo largo del libro, y sin orden alguno, Billy narra su historia, su vida. Sus saltos en el tiempo son constantes, tan constantes como sus parpadeos y hay momentos en los que uno ya no sabe dónde está, ni con quién habla.
Los cambios de persona son evidentes, en ocasiones habla en primera, luego hay un narrador en tercera. Después es en primera pero con otro personaje. Será parte de la confusión de la guerra?

En general habla de unos cuantos momentos, la Segunda Guerra Mundial, principalmente antes, durante y después del bombardeo de Dresden. Otro punto es después de la guerra cuando ya tiene un trabajo, una familia y un hijo. Su muerte es también punto de recuerdo y de viaje. Y en general, sus regresos al planeta Tralfamadore. Son los grandes momentos que analiza.

Claro que incluye su fascinación sobre un autor de libros que le fascinan, Kilgore Trout, pero a nadie mas le gustan esos libros. Incluso ni el mismo autor sabe que ya han sido editados. En esos libros se tratan muchas cosas que le han pasado a Billy, pero sólo con otro nombre.

Y así sigue el libro, dando tumbos en el tiempo hasta que finalmente acaba y, al menos yo, dije, qué diablos leí?

***

No es un libro para cualquiera. Hay que tener la línea del tiempo a un lado y paciencia y concentración al 100. Uno se pierde en un parpadeo del personaje principal y sabrá dios dónde aparezcamos. Como dato curioso, este libro lo estaba leyendo en un camastro en Cancún, una gringa, un poco mayor, se sentó en el camastro contiguo. Al relacionar el título del libro con el autor, empezó a mover la cabeza en señal de desaprobación…a ella tampoco le había gustado ese libro.

Leave a comment