Opinión de Los restos del día

Saturday, 4 November 2017, 14:53 | Category : Léeme
Tags : , , , , , , , , , ,

El ganador del Nobel 2017 llegó a mis manos. Un préstamo de un gran amigo, Iván. Kazuo Ishiguro llegó a mis manos apenas hace semana y media, y pues ya lo despaché. Se lee rápido y mas porque el tema fundamental es un viaje de 5 días.

Su tema es el viaje que hará, pero claro, en el camino va recordando episodios que vivió como mayordomo en el Darlington Hall. Su mejor tiempo, sus mejores días los dedicó a Darlington Hall y a su señor, lord Darlington. Ahora, ya con años encima, sirve al nuevo señor Farraday, un gringo que adquirió la propiedad. Y así, con ese preámbulo, veamos de qué va.

***SPOILER***

El mayordomo Stevens se tomará unos días fuera de Darlington Hall a expensas de su nuevo señor, el señor Farraday. Incluso le prestará su carro.

La mayor preocupación o su intención de hacer el viaje es encontrarse con una antigua compañera de trabajo, la ama de llaves miss Kenton. Y el motivo, invitarla a regresar a Darlington Hall pues el servicio está decayendo. Ya sea por los años de Stevens o por el poco personal con el que cuenta.

A lo largo de 5 días nos va contando sus peripecias, sus aventuras y el gran servicio que dio durante las reuniones que se hacían en esa casa. Y hay muchos motivos por los que no describo muchos de esos encuentros, principalmente porque dan pauta a saber cómo es Stevens, cómo se comportaba y cuáles eran sus prioridades. Pero debo decir que me quedo con un sabor de boca agridulce con ese gran mayordomo (la grandeza y la dignidad son temas tratados una y otra vez en el libro). Hay un par de situaciones que requieren de humanidad, de sencillez, de amor a la vida y las despacha todo por el fin al trabajo, al servir, al estar ahí para lord Darlington. No es justo.

Pero el viaje de cierta manera lo hizo reflexionar todas esas ocasiones que puso el trabajo primero a su vida. Que por servir, omitió una cercanía con las personas. Y que su lealtad le impidieron ver situaciones críticas que se gestaban enfrente de sus ojos.

Su vida la dedicó a Darlington Hall. Y no se arrepiente. Pero tiene un tono también meditativo, un dejo de: “¿realmente valió la pena haber perdido mi vida, sin haber visto lo que tenía enfrente?”. Finalmente su cometido con miss Kenton no fue como esperaba, todo se basó en supuestos.
Aún así, su viaje le ayudó a replantearse su vida, a ver lo que tenía y, a apreciar los paisajes de una tierra que casi no conocía.

***

Ishiguro nos lleva de la mano con la historia. Nos mete a los salones de Darlington Hall y nos saca a los poblados que Stevens conoce. Nos hace partícipes de la mesa donde come o de las actividades que él hace. Lo vemos todo y con el mas debido respeto. Y aún así, nos tiene dos o tres chistoretes preparados.

Leave a comment